NUESTRA HISTORIA

El aroma que despierta a Bucaramanga desde hace 53 años. Un pan hecho a mano con tradición y disciplina
UN JOVEN SOÑADOR

El Maná nació en 1966 en el seno del comercio de Bucaramanga: El Centro. Don Luis Enrique Ruiz aseguró que iba a vender el mejor pan del mundo, cuando empezó hace 46 años con su panadería en el centro de Bucaramanga. Hoy El Maná es uno de los negocios más queridos por los santandereanos.

La panadería El Maná reúne todas estas características. Este año pone un peldaño para estar más cerca de cumplir medio siglo creciendo entre las familias de la región y produciendo los panes y bizcochos más apetecidos por los santandereanos.

Varios tíos suyos tuvieron panaderías, el legado venía desde 1885 con la panadería Figueroa famosa por producir el ‘mojicón dormido’, el rollo aliñado y la mestiza con chicharrón.

HISTORIA
Un joven soñador, estudiante, en tiempos de confusión y protesta, en los tiempos en que Camilo Torres y Jaime Arenas discutían y arengaban desde la plaza pública y desde el alma mater de la U.I.S…….. Todo fueron paros, suspensión de clases…… corrían los turbulentos 60´s y este joven, ahora ex estudiante de ingeniería mecánica, lanzado a la vida laboral por necesidad y harto de emplear su tiempo para otros, trae de Cúcuta la idea de crear empresa. La tradición de su arraigo Piedecuestano lo llevan a dirigir sus esfuerzos hacia una empresa de alimentos que reuniera los principios del seno de la familia santandereana que lo trajo al mundo y lo forjó como un ser de bien. Honestidad, tesón, compromiso, responsabilidad social. En cada pan, en cada producto, en su aroma, su textura, su color, debían ir impresas estas características que hablasen del compromiso y del amor del fundador hacia su empresa y sus clientes. Cada bocado, cada pan debían ser testigos y testimonio de la honradez de su trabajo al ofrecer a sus coterráneos lo mejor de los insumos santandereanos, mezclados como el buen alquimista para producir un pan único, no solo único, el mejor pan, el mejor alimento para nuestros hijos, confiable, nutritivo, natural…. Y en esa constancia que caracteriza a Don Luis Enrique Ruiz García, acompañado y apalancado por su esposa Doña María Eugenia Alfonzo, han transcurrido ya 49 años, brindando los mejores productos, poniendo su vida y su empeño en ellos. Ahora una nueva generación hace presencia en EL MANÁ, no para reemplazarlo pues en nuestro corazón sabemos que es único y el dueño orgulloso de su empresa, más bien para acompañarlo en el camino que nos reste para llevar EL MANÁ a cumbres cada vez más altas, conservando la tradición y negándonos a hacer de nuestro producto algo distinto al pan casero que nuestras abuelas cocían para nuestros padres ya hace tantos años. Lo artificial no tiene cabida en EL MANÁ. Honraremos el principio fundamental de nuestros padres en la creación de esta empresa, honraremos lo natural, lo sano, lo nutritivo, lo fresco y lo deliciosamente responsable con nuestro Santander.

En el 2015, nos transformamos en INDUSTRIA DE ALIMENTOS EL MANÁ S.A.S con el fin de continuar ofreciendo nuevos y deliciosos productos alimenticios a nuestros fieles coterráneos! Con sabor y calidad… Familia EL MANÁ
Luis Enrique Ruiz García FUNDADOR, Industrias El Mana
LA TRADICIÓN
Este legado viene de generación en generación desde 1885 en donde varios tíos tuvieron panaderías como lo fue la panadería Figueroa famosa por producir el ‘mojicón dormido’, el rollo aliñado y la mestiza con chicharrón.